23.8.14

Los masones y Gaza. Una reflexión necesaria


En relación a los terribles acontecimientos que se están produciendo en la Franja de Gaza, os recomiendo la lectura del artículo “Los masones y Gaza. Una reflexión necesaria” del Hermano Iván Herrera Michel, publicado recientemente en su Blog PIDO LA PALABRA, y del cual destacamos los siguientes párrafos:
"Un genocidio no es un tema político ni religioso, así sus motivaciones tengan alcances y efectos políticos o religiosos. Un genocidio es un tema de la justicia. internacional (...)"
“Los masones, no podemos permanecer impasibles ante la terrible incursión del ejército israelí en la franja de Gaza que tantos cientos de víctimas están generando. El gobierno israelí, debe reflexionar ante esta barbarie en la cual se están cometiendo los más horribles crímenes contra la humanidad (...)".
"Pedimos a las Naciones Unidas que actúen contundentemente para forzar un alto el fuego inmediato y que el Estado de Israel sea sancionado por el abuso de la fuerza militar. También pedimos que los responsables de estas matanzas sean llevados al Tribunal Penal Internacional de la Haya para que sean juzgados por sus crímenes una vez identificados los culpables, desde la cúpula política hasta los altos mandos militares".
"Queremos expresar que no seríamos masones si miráramos hacia otro lado. No sería propio de nuestra Orden y de los principios que una vez juramos defender con nuestra vida, callarnos ante el uso desproporcionado de la fuerza contra civiles, entre ellos niños, escuelas y objetivos no militares.(...)”
"No solo es lo más coherente con nuestros juramentos y promesas, sino además lo más útil para la construcción moral, intelectual y espiritual del Gran Templo de la Humanidad, en que estamos empeñados".

20.8.14

'Caso Pujol,' ¿Y cómo empezó todo?


Artículo publicado por Albert Saez en "El Periódico" (18-8-2014)
Jordi Pujol, expresident de la Generalitat, está en el ojo del huracán. La explosión del caso Pujol se mira y remira por unos y por otros solo en relación con el independentismo catalán. Pero tiene mucho que ver también, o sobre todo, con la corrupción y la revuelta popular contra la casta de la transición. El notario López Burniol cita a menudo una frase atribuida a Azaña en la que identificaba todos los males de España con un puñado de familias cuyos negocios acampan en las laderas del Boletín Oficial del Estado. Según el republicano, llevan siglos siendo las mismas. Su penúltima operación de surfismo político aconteció durante la transición. Bancos, compañías energéticas, constructoras de obra civil, un par de editores de prensa y unos pocos más sobrevivieron a la dictadura en el campo empresarial y aún hoy –impulsados por las privatizaciones del último Felipe González y las liberalizaciones del primer Aznar- copan las juntas de accionistas y los consejos de administración de una serie de empresas convertidas en multinacionales que han sufrido la crisis con mucha menor intensidad que las pequeñas y medianas empresas gracias al control que ejercen sobre el BOE, también en democracia. Lo explica magníficamente César Molinas en su último libro.
Para entender las relaciones de estas familias con el poder franquista es muy recomendable ver la película La escopeta nacional, donde un genial Saza interpreta a un industrial –catalán, por supuesto- que pretende conseguir que un ministro publique un decreto obligando a implantar el portero electrónico en todos los edificios de viviendas en España y aspira a que los únicos homologados por el Gobierno sean los de su fábrica. El hombre se gasta una fortuna en sufragar una cacería en honor del ministro que, finalmente, le pide un porcentaje en la nueva empresa además de beneficiarse a su secretaria.
La transición fue tan modélica que la sobrevivieron casi todos los políticos franquistas –excepto los más significados- y la totalidad de los jueces, los fiscales, los policías y… los empresarios como el de La escopeta nacional. Cuando pasan cosas como las de Pujol, o como Gürtel o como Pretoria o como Filesa o como Pallerols, siempre me viene este asunto a la memoria. Jamás critico a quienes hicieron la transición. Saldarla sin tiros merece el silencio sobre todo lo demás. Pero los actos –todos- tienen consecuencias aunque respondan a nobles propósitos. Del franquismo, la transición se quedó con el jefe del Estado pero también con las élites de funcionarios y de empresarios que garantizaron la continuidad de una determinada manera de hacer las cosas a favor de unos determinados intereses.
Los mismos que iban a las cacerías pronto aprendieron el carácter lampedusiano de la transición. Para ello contaron con la ingenuidad de la nueva clase política. Atemorizados por el poso franquista de la sociedad española, el consenso de la transición partió de tres premisas fundamentales: no había que pasar cuentas con el pasado, los partidos democráticos debían ser pocos y fuertes como lo había sido la Falange y la democracia no podía costar un duro a los ciudadanos, en apariencia. La crisis ha puesto en evidencia esas tres claudicaciones que las nuevas generaciones ya no toleran, sobretodo cuando toman formas hipertróficas en asuntos como el rescate de Bankia y las autopistas radiales de Madrid, el sobrecoste del AVE, el fraude de los ERE en Andalucía, las comisiones de Bárcenas y la trama de los hijos de Pujol.

La casta y el consenso constitucional

Los trapos sucios de la transición se escondieron tras el eufemismo de los pactos de Estado, el consenso constitucional. Fernando Abril Martorell en nombre de SuárezAlfonso Guerra en el de Felipe González Miquel Roca en el de Pujol amañaron lo fundamental: evitar la restauración de la legalidad de la Segunda República –y por lo tanto no juzgar ni a quienes la subvirtieron ni a quienes titularizaron el botín-; garantizar un sistema nuevo de partidos sin la Falange, pero también con el PCE Esquerra Republicana marginalizados para reforzar la operación de amnesia; y, en tercer lugar, crear un método de financiación de los partidos políticos que evitara la sensación que la democracia era más cara que la dictadura. Así es como se crearon las condiciones para lo que después aflora. Los mismos que pagaban mordidas a la dictadura pasaron a sacar a los nuevos partidos de sus apuros financieros derivados de un deficitario sistema de financiación pública. Que la UCD se acomodara a este pacto resulta del todo previsible. El partido de Suárez representaba a los funcionarios, empresarios y ciudadanos españoles que no querían demoler al franquismo sino sobrevivirlo. ¿Cuándo sucumbieron al trato partidos de tradición democrática con dirigentes encarcelados o exiliados por el franquismo? No fue cosa de un día sino un proceso lento e imperceptible.
Pujol obtuvo en 1980 una victoria inesperada en las elecciones catalanas. Comunistas y socialistas habían arrasado en las elecciones de 1977 y 1979. Los mismos que hoy se movilizan por tierra, mar y aire para frenar al independentismo vieron en Pujol el muro de contención contra un gobierno de socialistas y comunistas en la Catalunya autonómica. De manera que el exdirigente de Banca Catalana –persona de fiar para las elites madrileñas y barcelonesas susceptible de ser domesticado- recibió todo tipo de ayudas, lícitas e ilícitas. La más llamativa –vista con la perspectiva del tiempo- fue el manguerazo que recibió de la patronal catalana la Esquerra Republicana de Heribert Barrera, furibundo anticomunista al que por ello perdonaron su independentismo que meses antes le había dejado fuera de la legalidad constitucional. Esos hijos de exbancarios catalanes que ahora se rasgan las vestiduras escribiendo un día sí y otro también que el independentismo lo inventó Pujol en TV3 y en la escuela deberían preguntar en su casa quién y por qué pagó aBarrera la campaña electoral de 1980. Tras ese primer escarceo,Pujol ya formaba parte del sistema y, por lo tanto, cuando un par de años después algunos damnificados de aquella derrota le buscaron con malas artes las cosquillas por su vida anterior de banquero recibió la preceptiva protección. Esos experiodistas que ahora escriben día sí y día también que los hijos de Pujol robaban a manos llenas ante el silencio de la prensa que se atreven a llamar subvencionada deberían explicar cómo y por qué dejaron de investigar el caso cinco minutos antes de pasar a dirigir la televisión de Pujol para luego arruinar el diario de Prenafeta. En esa operación estaba ya metido el hombre que le ha hecho la declaración de la renta a Pujol mientras ha defraudado: Joan Antoni Sánchez Carreté, entre muchas otras cosas dirigente del Partido del Trabajo que amparó a ERC en sus listas en las elecciones generales de 1977. Félix Martínez ha explicado que ha sido uno de los cerebros de la confesión del expresident.
La definitiva incorporación de Pujol al sistema de trabajo de las elites postfranquistas –catalanas y españolas- llegó tras la operación Roca. Un asunto del que el expresident destronado se mantuvo aparentemente distante pero que no dejaba de ser un intento de reproducir a escala española la alianza de intereses que él había liderado en Catalunya. El preámbulo de la operación Roca fue nombrar a Pujol "español del año" en 1985 por el diario ABC (título que aún no le ha retirado) como único bastión frente a la hegemonía de los socialistas aún no plenamente domesticados. El asunto salió mal y la manera de tapar el agujero no es ajena a lo que ahora se destapa: el secretario general del Partido Reformista Democrático –hoy presidente del Real Madrid- había comprado a precio de saldo una empresa llamada Construcciones Padrós, radicada en Badalona y en la órbita de Banca Catalana, y que en pocos años pasó a ser una de las principales contratistas de la obra pública licitada por la Generalitat. Así el exsecretario general amasó suficiente fortuna para recuperar los avales personales con que se financió la campaña del PRD. Y se abrió la veda en una administración de nuevo cuño como era aquella Generalitat de Catalunya que pasó a ser una copia a escala local de aquella administración y aquellos empresarios que sobrevivieron al franquismo, fueran catalanes o españoles. Poco después, Pujol entendió que el control de la caja podía conllevar el control del partido. Cuando Miquel Roca, envalentonado, alzó el partido contra el fundador para forzar su entrada en el Gobierno español, Pujol decidió cortarle las alas y montar un sistema alternativo. Para ello se sirvió de dos alfiles: Josep Antoni Duran i Lleida a cuya sombra se montó la trama de Pallerols (ya juzgada) y Lluís Prenafeta al frente del clan Pujol, capitaneado por la esposa y el primogénito. Ahí empezó todo, no por ninguna herencia.

La ingenuidad del PSOE y la OTAN

Fue también por esas fechas cuando el PSOE perdió la ingenuidad. Las primeras campañas las financió con fondos procedentes del SPD(“Ni flick ni flock”, ¿recuerdan?) y con los fondos públicos previstos para los partidos con representación. Pero en 1986 llegó el referéndum de la OTAN. Y la ley no tenía previsto sufragar el gasto. Fue en ese momento cuando se montó la trama Filesa (ya juzgada). Las empresas “del sistema” querían ayudar a Felipe González a ganar el referéndum e idearon la manera de financiar la campaña con la facturación de estudios inexistentes, todo legal en la cuenta de resultados de las compañías e ilegal en la contabilidad de los partidos. La historia se repite una y otra vez, formalmente son los políticos los que cometen ilegalidades pero son las empresas las que se llevan los beneficios.
Faltaba un tercero en discordia para asegurarse la plena impunidad. El PP de Aznar, ausente como ERC del consenso constitucional, entró en esta dinámica cuando el nuevo líder de la derecha decidió poner al frente de las finanzas a su mentor político, Álvaro Lapuerta, imputado en el caso Bárcenas y heredero de la saga Naseiro-Sanchis, exculpados en un caso de financiación ilegal por el mismo sistema que ahora pretende librarse Pujol querellándose contra la banca andorrana: la eliminación de las pruebas por estar contaminadas en su origen. Con LapuertaAznar logró que el PP dejase de ser la sectorial política de la CEOE que quitaba y ponía candidatos como explica en su primer volumen de memorias. Por eso el editor de Logroño siguió al frente de la financiación del PP hasta pasar el bastón de mando a su número 2: Luis Bárcenas. El resto ya está explicado.
Así las cosas, a principios de los años 90 del siglo pasado en España los pactos de Estado que garantizaron una transición pacífica ya tenían a todos los partidos con posibilidades de gobernar –y los únicos que han gobernado de hecho- conchabados en un sistema amparado por la jefatura del Estado, con partidos fuertes pero mal financiados y con una omertá basada en el chiste del dentista. Cuando aparecía un escándalo vinculado a la financiación de los partidos, se decían unos a otros: “¿Verdad que no nos haremos daño? En esas condiciones, España –incluida Catalunya- vivieron dos épocas doradas de inversión pública –con sus correspondientes comisiones-: los fastos de 1992 y la burbuja inmobiliaria a partir del 2000. Se hicieron autovías, edificios públicos, autopistas, carreteras, escuelas, universidades, miles de kilómetros de Alta Velocidad, aeropuertos, puertos… Todos construidos por las mismas empresas que hicieron los pantanos de Franco y alguna reciente incorporación. Y todos sobrefinanciados por la Unión Europea y por los pelotazos inmobiliarios. La mejor manera de entenderlo es revisitar la serie de televisión Crematorio.
La crisis se llevó el agua del dinero fácil y apareció el lodo de la corrupción. NoosGürtelEREPalauPretoriaMercuriPujol… Siempre la misma historia: manejos en el BOE (concursos, recalificaciones, concesiones, reglamentos, homologaciones) pagados a través de empresas fantasmas dirigidas por los menos escrupulosos que se llevan un porcentaje de la mordida y con el resto pagan los festejos electorales. La primera reacción para surfear esta nueva contrariedad fue generar en el mapa político alternativas a los partidos de la transición pero low cost, gracias a las redes sociales: así Unión Progreso y Democracia (fundada por una exdirigente socialista) y Ciutadans (fundado por el hijo de un expresidente de la Caixa y primo del penúltimo presidente de Catalunya Banc) se dedicaron durante la crisis a expandir la idea que la corrupción era cosa de los políticos mientras que los empresarios eran como las esposas de Urdangarín Torres: firmaban pero no sabían nada. En su discurso entretienen al personal con los excesos en las dietas –que existen-, con los excesos en los cuadros de los exministros –que existen-, con los excesos en los coches oficiales -que existen-, con los excesos de cargos de confianza –que existen-, pero los picos de oro de la antipolítica nunca hablan de los excesos de obra pública, de gasto farmacéutico o de los seguros de vida de las concesionarias de las autopistas. Esa labor ha quedado para Podemos, y en menor medida IU Esquerra.
Finalmente, la bomba ha estallado por el lado de Pujol. Su apoyo al desafío independentista le ha expulsado del pacto de Estado –ya no sirve como muro de contención de ERC ni asegura la unidad de mercado- y una vez proscrito todos se han acordado de los pagos que hicieron a su entorno, antes roja que rota. La memoria es selectiva. Pero todo no empezó en el 2012, sino en 1976.
Comentario de Prometeo:
Tenía toda la razón Manuel Azaña y si escarbásemos un poquito en la genealogía, podríamos ver que la "Nomenclatura del BOE" son las mismas familias las que gobiernan la España Negra desde la Edad Media y Pujol, que no nos confunda el presunto (???) ladrón, es también España Negra, y de la más genuina.
A la vista está. La Transición fue un pacto espurio y todos aquellos que participamos en la calle y en la política en aquellos momentos de esperanza para asentar un sistema democrático en este país fuimos los grandes estafados y las generaciones posteriores las grandes damnificadas por el Gran Engaño.
Visto en perspectiva, los que formamos parte de la "masa sucia" (esto es, todos aquellos que no formamos parte de la Casta de los Privilegiados) contribuimos directa o indirectamente a consolidar un régimen que nació podrido y que con el tiempo se ha mostrado como una Gran Cleptocracia Plutocrática sin alma. En pocas palabras, una Tiranía que hubiera hecho las delicias de Franco por su extraordinaria capacidad para manipular a la gente sin tener que fusilarla. El franquismo después de Franco, en pocas palabras.
Ya lo dijo bien el genocida hijo de la gran puta cuando en su testamento afirmaba que los había dejado todo "atado y bien atado". El tiempo ha dado la razón al monstruo.
¿Y ahora que?.
Pues yo personalmente estoy esperando que el presunto (???) ladrón de Pujol vaya al Parlament de Catalunya y se lie la manta a la cabeza y ponga en marcha el ventilador.
Fijaos que es muy casual que tanto el Partido Socialista como el Partido Popular (que vivieron años y años del poder gracias al "pacto de gobernabilidad" (de silencio, diría yo) que les otorgaba Pujol para pactar en secreto con ellos la Gran Omertà, hablan del caso Pujol con la boca pequeña. Por algo será.
En palabras llanas: todos están mutuamente cogidos por los huevos y como pasa en los grupos mafiosos "si yo caigo, te me llevo por delante… así que no aprietes demasiado…".
En otro de mis post me refería a la Operación Gattopardo y a fecha de hoy, lo que escribí tras la abdicación del Gran Capo del clan mafioso de la Transición, el exRey Juan Carlos, adquiere otra dimensión, si queréis más inquietante.
¿Qué podemos hacer?. Pues de entrada, no volver a tener miedo, como ocurrió en la Transición en la que la Casta Cleptocrático-Plutocrática nos agitó el espantajo de la vuelta del Franquismo y que en 1981 nos montó una ópera bufa con aquello que vinimos a conocer como intento de Golpe de Estado del 23-F.
Y a partir de aquí, quitado el miedo "a lo que pueda pasar", salir a la calle y luchar por una auténtica Ruptura Democrática, caiga quien caiga y caiga lo que caiga.
Decía Niestzche que cuando un árbol podrido va a caer, no debemos ayudar a mantenerlo en pié sino derribarlo. Pues eso.

13.8.14

El Carro de Heno y El Triunfo de la Muerte

Adjunto, por su interés, un enlace al excelente artículo "El Carro de Heno y el Triunfo de la Muerte", publicado en el Blog Fragmentalia.




Comentario de Prometeo:
Siempre he sentido una quizás insana atracción por ambas obras, y esta fascinación se ha acentuado si cabe con el paso de los años, quizás por la inquietud que me produce ver esta pintura como una "obra de anticipación" o como una  profecía de los tiempos que nos están tocando vivir y que, hoy, como ayer, se repiten cíclica y fatalmente.
Escribía el neerlandés Gérard de Groote a mediados del siglo XIV: "Es el mundo el lugar del delito y de la transgresión, de la permanencia y de la peregrinación, de trabajos, de fatigas, dolores y llantos, movimiento y cambios, flujos y alteraciones, tránsito y aniquilación, novedad y agitación, violencia y opresión, engaño y corrupción. En el mundo nada se encuentra que no sea vanidad, malignidad, deseo, ansiedad, deformidad y vejez. El mundo atrae para sí y considera a los famosos; abandona y desprecia al desconocido. El mundo es obstáculo para muchos; para pocos, un estímulo; promete mucho, pocas cosas cancela y así, en fin, defrauda y frustra a sus amadores".
Este pensamiento tétrico y desesperanzado con el mundo y la condición humana, es muy común encontrarla en las obras de filósofos del Norte de Europa en el turbulento periodo de los siglos XIII a XV (como en Nicolás de Cusa, "hijo intelectual" de Gérard de Groote) en el que se vivieron grandes transformaciones y grandes calamidades, violencia, miseria, descomposición de las estructuras político-sociales hasta entonces conocidas.
Un periodo de transición caótico y convulso en el que el viejo mundo de la Edad Media, con sus firmes cimientos asentados sobre la fe religiosa, se estaba hundiendo y que prefiguraba el surgimiento de un Nuevo Orden futuro de las cosas que quienes vivieron aquellos tiempos desconocían pero que interpretaban en clave de Fin de los Tiempos.
La promesa de salvación y vida eterna existe en teoría, pero en la realidad, el panorama general del período es uno de profunda oscuridad. 
Este sentimiento pesimista (realista, profético...) se refleja en la poesía de la época, como en los versos del francés Eustache Deschamps (también conocido como Eustache Morel), que es citado por el autor del artículo y que hoy, como seres enfrentados a un verdadero Gozne de los Tiempos, nos resuena como tan actual que convierten a Pieter Brueghel y a Hyeronimus Bosch (El Bosco) en profetas de un tiempo sombrío que está al llegar y que nos llama implacable a nuestras puertas.

5.8.14

El dia en què milers de catalans van descobrir que Déu no existeix i que els Reis són els Pares

Catalans! 
Déu no existeix i els Reis són els Pares!

Aquesta és la sensació que em va venir al cap el dia 25 de juliol, quan em vaig assabentar de la notícia com tothom i em vaig quedar estupefacte com tothom.
Aquell divendres, l'expresident de la Generalitat, Jordi Pujol, igualment conegut com "El Moisès de Catalunya" o "El Nostre Estimat Líder" confessava públicament a tota la Nació que era un puto xoriço i un lladre.
La notícia, que a partir d'aquell divendres de Glòria s'ha anat creixent i creixent com un Tsunami, no em va provocar com a molts compatriotes meus de bona fe un enfonsament moral i psicològic, perquè com ja he dit més d'una vegada en aquest Blog , jo em trobo en terra de ningú i com a català (la qual cosa per a mi no representa res més que un fet purament biològic i res més), considero que les essències (les patriòtiques, igual que el perfum), estan per donar-se un toc i prou i mai per dutxar-se amb elles ja que tot i que les essències encara que siguin del perfum més car, si t'hi dutxes , acabes fotent una catipén  insuportable que fa que ningú pugui estar al teu costat.
Bé, al que anem.
No faré una crònica del que està succeint políticament a Catalunya amb el Afer Pujol perquè això només acaba de començar i només puc dir que només espero que la xarxa mafiosa muntada durant tants anys a Catalunya i la moralina barata que amb pretensions d'ètica cívica i moral calvinista ens han anat inculcant durant tants anys d'oprobi permanent (i per descomptat amb la complaença i el silenci còmplice de l'esquerra política), acabi essent destruïda fins als seus fonaments i puguem construir alguna cosa nova i diferent, que ens permeti respirar i viure com Ciutadans Lliures i no com uns putos zombies.
I és que la cosa té tela.

Durant 34 anys, aquest país, de la ma d'uns salvapàtries sense escrúpols (sí dic 34 anys i no 23 perquè incloc en el paquet al Tripartit pel seu silenci còmplice) ha estat víctima d'un robatori en massa organitzat l'oligarquia (política, econòmica i mediàtica) que l'ha acabat convertint en una mena de sucursal de la Màfia Siciliana, on la Omertà, el poder de la Famiglia i la marginació i la condemna social de la dissidència i de la contestació al pensament únic, van dissenyar un sistema tan perfecte de control social i polític per part de la "Nostra Màfia", que de ben segur que faria morir d'enveja al mateix Don Vito Corleone.
En poques paraules, de la "Cosa Nostra" a la "Casa Nostra".
I ningú no ho sabia fins que ara ha explotat?.
I UNS COLLONS!!!
Diversos mitjans de comunicació, entre els quals hi destaca "El Triangle" (uns tipus  valents que van atrevir-se a posar en evidència els negocis bruts i la xarxa corrupta de la  Màfia amb Barretina quan aquí ningú tenia collons de dir-ho) i "El Mundo", un rotatiu pel qual no sento cap mena de simpatia, ans el contrari, però que s'ha de dir que tenia raó en les seves denuncies.
N'eren molts els damnificats però el poder de "Don Giorgio" anava molt més enllà del fet de estar o no estar al poder (repeteixo el Tripartit, amb excepció de la cabrejada del Maragall al Parlament, n'és corresponsable pel seu silenci còmplice) i aquí no es movia ni una mosca davant el risc de ser condemnat a l'ostracisme social o pitjor encara, de ser acusat de traïdor a la Pàtria. De botifler en llenguatge popular, vaja.
L'Afer no ha fet més que començar i no en tingueu cap dubte se'n durà a Convergència per davant. De fet, Convergència, des de l'esclat de l'escàndol ja és un cadàver polític i els vans intents de la nova direcció (pobre Rull!!!) de refundar el partit, només poden aspirar a convertir-lo en una patètica caricatura d'un mort vivent de Sèrie B.
I de passada, encara que el tema de la consulta del 9-N estigui encara en el centre mateix del debat polític, el Tsunami Pujol (i tot el que vindrà...) l'ha matat de mort mortal.
Em sap greu de debò que milers i milers de persones que van confiar en el procés sobiranista de bona fe,hagin estat les víctimes del joc repugnant i maquiavèl·lic de la Màfia Catalana i que els argumentaris en favor de la Independència, avui no siguin res més que lletra morta i una cruel broma de pèssim gust.

"Espanya ens roba!!!"... Potser sí, però en Pujol, el gran patriota, el pare de Catalunya també i "a mansalva. mentre que  l'establishment català ha tingut un sienci còmplice.
"Catalunya serà millor amb la independència"... Potser sí, però tenint en compte que hem demostrat ser un poble crèdul, covard i un tant mesell, llavors no existirà cap mena de contrapès al poder de la Màfia i Catalunya es convertirà en una mena de Sin City en versió "Botifarra amb mongetes, Pa amb tomàquet, Crema Catalana i Aromes de Montserrat" i amb un soundtrack de tenora en mans d'una oligarquia de desaprensius amb "Licencia para Robar".
I quina explicació haurà de donar el govern d'Artur Mas als catalans que van apostar pel procés sobiranista, tenint en compte que va ser l'hereu polític del Pujol i del que tindrem noticies divertides ben aviat en relació amb les seves implicacions directes en l'afer  així com d'alguns rellevants Consellers del seu Executiu?.
No és estrany que l'Oriol Junqueras, líder d'Esquerra Republicana, un tipus intel·ligent  i que personalment em cau bé encara que no combregui amb els seus postulats polítics, ha donat respecte a l'enèsim suggeriment del President Mas per entrar al Govern de la Generalitat. En poques paraules li ha dit que na-nai i si us hi fixeu, des de que el Pujol va dir al país allò de "Catalans!. Sóc un lladre!", ni se'l veu. No en té un pel de tonto el Junqueras i és clar, no acceptarà ser el primer oficial del Titànic quan al Capità li arriba ja l'aigua al coll.
I el més irònic de tot, és que el procés no l'ha matat la pèrfida Espanya amb ocultes i malvades operacions conspiratives contra Catalunya, sinó que l'ha matat el Pare i Salvador de la Pàtria i Suprem Guru de la Tribu: el presumpte (???) delinqüent Jordi Pujol.
Toca't els ous!!!
Ara parlo com a Ciutadà de peu: sé que per molta gent deu resultar insuportable adonar-se que és que durant els últims 30 anys s'ha construït una estructura (i una superestructura també, deixeu-me un moment ser marxista), per part d'una oligarquia amb l'única pretensió d'enriquir-se a costes nostres fins a les tranques i que  a sobre ha tingut els pebrots de donar-nos lliçons de moral, d'ètica i de patriotisme i que s'embolicava amb la bandera mentre s'emportaven la pasta (la nostra pasta!!!) a paradisos fiscals.
Això és, per al que escriu, el fet més insuportable de tots i el que em treu absolutament de polleguera, fent sortir el pitjor i més primari de mi mateix.
Com a Ciutadà, no puc suportar que amb la impunitat que dóna el Poder amb majúscules, hi hagi uns fills de la gran puta que enganyin sistemàticament a la gent de bona fe i intentin fer-nos passar a tots plegats per uns absoluts imbècils i donant-nos, a sobre, lliçons de moral i d'ètica i un catecisme per aprendre a ser "bons catalans".
I això és l'essència de la Gran Mentida que l'oligarquia catalana ha construït durant els últims 34 anys!.
Ni més, ni menys!.
De tota manera, com sàviament diuen els xinesos, tota crisis és una oportunitat, i espero que aquest terratrèmol polític, mític i místic, ens ensenyi a tots plegats que Déu no existeix i que dissortadament els Reis són els pares i que tot això constitueixi una vacuna per ara i per sempre més contra els patriotes de cartró pedra i que ens faci prendre el destí en les mans de cadascú i passem de  ser Zombies a convertir-nos en Ciutadans d'una puta vegada.
I com deia Kant, sempre Kant... 
SAPERE AUDE!!!

PD: us adjunto uns vídeos que heu de veure sí o sí. 
És l'entrevista que li va fer el Jordi Èvole al presumpte (???) delinqüent Jordi Pujol i alguns altres vídeos perquè flipeu i algunes altres cosetes que us fotran la pell de gallina. Per últim un enllaç a l'últim projecte en el que estava treballant la Fundació Jordi Pujol abans del Tsunami. 
Vist amb perspectiva, glaça la sang i em porta a la disjuntiva de decidir si el Pujol és un cínic patològic o un individu absolutament amoral (carn de psiquiatra) o bé és el millor actor que ha tingut l'escena catalana al llarg de la seva història. Pel meu amor a les arts i a la cultura en general, preferiria quedar-me amb la segona opció, tot i que Don Giorgio Pujolone ha posat el llistó molt alt.







El Rito Francés


Publicado en El Maçó Aprenent (2-8-2014)


Francia es el país donde han surgido la mayoría de los principales ritos masónicos, por lo que podríamos hablar de que, en realidad, todos ellos son ritos franceses.
El Rito Francés (o Moderno), rito utilizado por la mayoría de las Logias del Gran Oriente de Francia y por todas ellas en el momento de su creación, ha sabido conservar, en los aspectos fundamentales, los usos originales introducidos por los fundadores de la Francmasonería en el continente a principios del Siglo XVIII y desarrollar formas específicas, coherentes y adaptadas a nuestra propia idea de la Masonería y a sus evoluciones.
El Rito Francés es sin duda alguna el Rito más antiguo practicado en la Europa continental. Tiene la ventaja de tomar su fuente directamente del que se practicaba en la época de Anderson en torno a 1723 procedente de los que se denominaron los “modernos” lo que le confiere una legitimidad y en consecuencia una regularidad incontestable.

Origen y evolución
Existen en el mundo diversos sistemas masónicos, muchos de los cuales cuentan con altos cuerpos que determinan su doctrina particular, su organización, grados y rituales, a los que se les denomina Ritos.
Las primeras Logias francesas se establecieron probablemente después de 1646, casi siempre bajo el impulso de los partidarios de los Estuardo refugiados en Saint Germain de Laye, por lo tanto con una influencia escocesa e irlandesa. Pero los representantes de la Gran Logia de Londres, creada en 1717, tomaron rápidamente el relevo e impusieron sus reglas.
Parece que la masonería, en su origen, no conoció más que un sistema de dos grados: el grado de Aprendiz aceptado y el grado de “Compañero del oficio”.
Entre 1730 y 1740, el primer grado original se desdobla (Aprendiz, Compañero) y el segundo grado se convierte en el tercero (Maestro), aumentándose con la novedosa leyenda de Hiram, aparecida en los años 1720, drama que se convierte en el relato central, fundando el origen y la unidad de la cultura masónica. Esta división, el deseo de sacralizar el lugar de reunión y la necesidad de dar una profundidad al Oriente, harán modificar la organización del espacio utilizado.
Después de su periodo de implantación y con las evoluciones específicas en Francia, sobre 1740 aparecen algunas aportaciones herméticas y de influencia caballeresca y monásticas importantes. Esto va a traducirse, en particular, en el empleo de la espada en las ceremonias, la evolución del modo de recepción de los neófitos y en la llegada de nuevas palabras al argot masónico, así como por la importancia dada al tema del evangelio de San Juan y en general a la Biblia. En realidad, se hacen una multitud de innovaciones diarias, generándose una enorme diversidad ritual a partir de la mitad del siglo.
Varios hechos deben tenerse en cuenta para apreciar la unificación ritual que el Gran Oriente de Francia va a establecer a partir de 1773, fecha de su constitución como una Obediencia de un nuevo tipo. Todas estas etapas condujeron a constituir la Masonería tal y como la conocemos hoy.
La fundación del Gran Oriente de Francia, en mayo de 1773, introduce un principio de unidad y coherencia obediencial y ritual. Se puso fin a la inamovilidad de los Venerables y se instituyó un principio de autoridad democrático.
Serán necesarios trece años para lograrlo. La primera Comisión (constituida por Bacon de la Chevalerie, Stroganoff y Toussaint) y sobre todo, después de 1776, la segunda Comisión (con Guillotin, Morin, Brest de la Chaussée y Savalette de Langes), investigaron profundamente.
Roettiers de Montaleau quien dirigiera del Gran Oriente de 1795 a 1804 con el título de Gran Venerable en ausencia del de Gran Maestro, será quien fundamente este proceso con la compilación de un Ritual Unificado y Codificado que fue editado en 1801 con el nombre de “Regulador del Masón”.
Esta regulación global proporcionará a la inmensa mayoría de las Logias del país una herramienta a la que se puede calificar de síntesis razonable, sucinta y con formas rituales equilibradas.

El carácter laico
El ritual del Rito Francés será modificado dos veces en la segunda mitad del Siglo XIX. 
En primer lugar por Murat quien hizo una versión corta y, probablemente, la más auténtica y fiel. A continuación por Amiable en un tiempo influenciado por el racionalismo, el positivismo y el cientificismo. 
 En 1877, el Gran Oriente de Francia decidió suprimir de sus trabajos la fórmula que obligaba a consagrar los trabajos a "La Gloria del Gran Arquitecto del Universo" como manifestación institucional de la defensa irrestricta a la absoluta libertad de conciencia de sus miembros, quienes están en libertad de creer o no creer en lo que les plazca.
Esta resolución del Gran Oriente fue el resultado de una enconada lucha desarrollada durante muchos años en reacción a otra resolución del Gran Oriente, tomada en 1849, por la cual se incluyó un artículo en la Constitución, que establecía como obligación para ser admitido en la masonería la creencia en Dios y en la inmortalidad del alma.
Eugenn Lennnhoff nos dice al respecto: "En 1875, el obispo Dupanloup se dio de baja en la Academia en protesta de la elección del eminente positivista Littré, autor del Diccionario etimológico, quien contaba 74 años de edad y solicitó ingresar en el Gran Oriente. Preguntado antes de la iniciación si creía en Dios, respondió: "Un sabio de la antigüedad, a quien un rey preguntó lo mismo, reflexionó durante muchos días, y nunca se sentía capacitado para responder. Yo os ruego que tampoco de mí exijáis afirmación ni negación”.
“La ciencia no niega una Causa primordial, porque no halla en parte alguna nada que la niegue ni la demuestre. Todo saber es relativo. Cada vez hallamos nuevas esencias y leyes primordiales cuyo profundísimo fondo desconocemos”.
“Quien resueltamente diga que no es creyente ni ateo, no hace sino demostrar su incomprensión del problema del origen y fin de las cosas”.
“Dos años más tarde el Gran Oriente suprimió la fórmula del "Gran Arquitecto del Universo". El clérigo protestante Desmons había defendido la proposición encaminada a esta supresión, alegando la necesidad de que el principio de la libertad de conciencia quedase expresado tan claramente como fuese posible. Esto tuvo efecto mediante esta fórmula: “La Masonería tiene por principios la absoluta libertad de conciencia y la solidaridad humana. No excluye a nadie por razón de su credo”. (Eugen Lennhoff, op. cit., pag. 104).

El Rito Francés y la problemática social
Existe una característica que determinan la preocupación social de las obediencias, logias y masones de Rito Francés, el carácter intelectual de los trabajos de este Rito.
Este factor, muy propio de la masonería latina, difiere de las logias anglosajonas, que tienen una actividad fundamentalmente ritualística, por lo que han debido confiar la tarea intelectual a logias especiales de estudios e investigación. En la masonería latina, muchas logias, especialmente las que asumen con responsabilidad el desarrollo de sus programas de trabajo son verdaderas logias de investigación.
El carácter filantrópico de este rito puede ser entendido de diversas maneras, pero todas ellas llevan implícita la idea de amor a la humanidad, y amar implica dar y darse.
Y la forma de entregar nuestro aporte a los demás, a nuestra comunidad y sociedad, y sobre todos a los más necesitados, debe pasar necesariamente por un análisis de la realidad social para ver qué se necesita hacer y qué puede efectivamente hacerse en su beneficio en este momento y lugar claramente determinados.

Los altos grados
La masonería simbólica (denominada masonería azul), se refiere exclusivamente a los grados de Aprendiz, Compañero y Maestro y está consagrada a la adquisición de la habilidad en el uso de la herramienta masónica. Es solamente, cuando está en plena posesión de esta habilidad cuando el Maestro puede actuar eficazmente sobre él mismo y sobre la sociedad.
Los cuatro Órdenes siguientes se destinan entonces a la acción, acción que se vuelve fértil por la calidad de la herramienta forjada en los tres primeros grados.
La utilización de la herramienta va a ponerse en valor sucesivamente en cuatro ámbitos, correspondiendo a cada uno de los cuatro Órdenes de Sabiduría.
1º Orden, “Elegido”: Tiene por tema fundamental el establecimiento de la justicia en todos los ámbitos.
2º Orden, “Gran Elegido”: Se refiere a la unión de los hombres y al logro de unos valores universales.
3º Orden, “Caballero Masón”: Dedicado a las dificultades de la edificación social y la reconstrucción.
4º Orden, “Perfecto Masón Libre”: Después de haber recorrido las etapas anteriores: establecer la justicia, trabajar por realizar la unidad de los valores y reconstruir, el masón se puede establecer en una sociedad justa y esclarecida.

A modo de conclusión
Son características esenciales del rito francés: su sistema de gobierno democrático, su carácter laico, tolerante y filosófico y su preocupación por la problemática social.
Por esto, en la actualidad el GODF, sin necesidad de ejercer ningún poder o presión internacional, se ha convertido en líder de la llamada Masonería Liberal en todo el mundo y el Rito Francés se ha constituido en el vehículo más adecuado de expresión y práctica de este tipo de masonería democrática, comprometida con la problemática social y con el progreso de la humanidad, por lo que un autor (Diccionario Enciclopédico Masónico) como Lorenzo Frau Abrines ya afirmó de él que: 
"...dígase lo que se quiera, el Rito Moderno o Francés, dado el espíritu filosófico y de reforma progresiva que inspira su doctrina, es el más racional y adecuado a nuestra época, de cuantos en el día se practican...".

Christian Gadea Saguier (Filósofo paraguayo y autor de los libros “Los Hijos de la Luz” y “El misterio de los masones”). 


Para saber más: