29.6.15

Lamento do Morro

Una absoluta joya a cargo de los divinos Vinicius de Moraes y Maria Creuza.

27.6.15

Aplastar a Grecia para acabar con toda disidencia

Después de contemplar lo que viene ocurriendo entre Grecia y la Troika en los últimos años, y especialmente desde que gobierna Syriza, hay que ser muy ingenuo para pensar que el desacuerdo actual es una fase de un debate económico honesto, es decir, de una negociación sobre la conveniencia de tomar unas medidas u otras para mejorar la situación de la economía griega y de la europea en general. Y, por supuesto, para creer, como nos dicen, que lo que se plantea es que un país, en este caso Grecia, haga efectivos sus compromisos y pague sus deudas. Si esa fuese la cuestión, Alemania (que es la potencia europea que más deudas ha dejado de pagar en el último siglo y a quien más se le han perdonado) comenzaría a saldar las muy cuantiosas que tiene con Grecia desde la última guerra mundial, por ejemplo.
Los hechos son elocuentes:
– La quiebra de Grecia vino producida por la aplicación de políticas neoliberales en los últimos decenios y por la complicidad de las autoridades europeas y de los grandes bancos internacionales con sus gobiernos corruptos y con las élites que se beneficiaron del expolio de lo público y de una fiscalidad poco progresiva. Sin embargo, estas mismas autoridades y estos bancos se empeñan en resolver el daño de esas políticas reforzando su aplicación. Un contrasentido que solo puede tener los efectos desastrosos que ha tenido hasta que llegó al gobierno Syriza y que son bien conocidos.
– Es una barbaridad que se preste dinero a alguien que está quebrado. Sin embargo, cuando Grecia estaba quebrada como consecuencia de lo que acabo de señalar, la Troika le obligó a solicitar préstamos que se sabía que, lógicamente, no iba a poder pagar. Otro contrasentido que solo puede explicarse porque dar crédito es el negocio de la banca internacional y porque esa era la manera de salvar a los bancos europeos que irresponsablemente habían financiado las políticas corruptas de los anteriores gobiernos griegos en connivencia con la banca internacional que auditaba y respaldaba el engaño.
– Cuando se reconoció la quiebra de Grecia el problema podría haber tenido una solución relativamente poco costosa y apenas incruenta socialmente. Su deuda era, por ejemplo, unas tres veces menor al dinero que los gobiernos francés y alemán dieron generosamente para salvar a sus bancos. Sin embargo, como he dicho, se aprovechó la situación para obligarla a suscribir nuevos préstamos con tipos de interés cada vez más altos gracias a la manipulación de los mercados por los propios prestamistas.
– Las políticas de austeridad (de falsa austeridad, como señalaré enseguida) han fracasado completamente. No han permitido alcanzar ni uno solo de los objetivos que la Troika decía que iban a cumplir. Han provocado una caída de casi el 30% en la actividad económica y en los ingresos, y la deuda (que se supone que era lo que iban a resolver) ha aumentado considerablemente. Ninguna, exactamente ninguna de las previsiones de la Troika al imponer estas políticas se ha cumplido.
– También son evidentes las pruebas de que esas políticas no han buscado la austeridad y soportar menos gastos sustanciales, como decían:
Se podría haber financiado a Grecia sin intereses (o con intereses irrelevantes), tal y como se viene haciendo con la banca privada para salvarla de su irresponsabilidad. Actualmente, Grecia paga alrededor del 12% de su deuda pública en intereses frente al 0,56% de Alemania y eso no se debe, como también se quiere hacer creer, a la mala situación económica griega, sino a que se renunció a que el banco central financie a los gobiernos para que hagan negocio con ello los bancos comerciales creando dinero de la nada (han llegado a cobrar a Grecia un 35% de interés por un dinero que obtenían prácticamente sin coste alguno).
Se podrían haber paralizado los gastos militares griegos pero no se ha hecho porque son una fuente de ingresos para Alemania y Francia.
Ningún acreedor en su sano juicio impone a su deudor una estrategia que le impida generar más ingresos sino que procura que los genere en la mayor cuantía posible para que así pueda ir pagándole la deuda. 
La Troika, sin embargo, se empeña día tras día en imponer políticas que destruyen la capacidad de crear ingresos en la economía griega (las medidas recesivas que ha vuelto a imponer para llegar a acuerdos y que el gobierno griego ha rechazado con toda razón y sensatez). Como diré enseguida, no se busca en realidad que Grecia genere ingresos y pague (como quiere el gobierno de Syriza), sino que se someta y que se traspasen cada vez más recursos y poder al sector privado ya de por sí más poderoso, lo que en lugar de salvar a la economía griega la empeorará aún más, como antaño cuando se hizo exactamente eso.
– No se puede aportar evidencia empírica y científica alguna para probar que las políticas de privatizaciones, de recortes y de destrucción de instituciones que impone la Troika sean eficaces para generar eficiencia, más ingresos y mejor condición económica. En ningún país en donde se han aplicado las medidas de austeridad que propone la Troika se han conseguido los efectos que dicen que van a conseguir para tratar de convencer a la población. Así lo demuestra claramente el libro de Mark Blyth Austeridad. Historia de una idea peligrosa.
– Las políticas impuestas por la Troika solo se han dirigido a facilitar que los grupos económicos y la población de mayor renta se apropien de cada vez más ingreso y patrimonio. Un reciente informe (Greece: solidarity and adjustment in times of crisis) lo deja bien claro: los ingresos salariales han caído un 27% entre 2009 y 2014, los impuestos han subido en un 337% para los grupos de menor ingreso y menos del 10% para los más elevados, y el 10% de la población más pobre ha perdido el 82% de sus ingreso desde 2008. Otros muchos estudios han mostrado que las políticas de la Troika han hecho que Grecia sea el país europeo en donde más han aumentado el riesgo de pobreza y la exclusión social y que el traspaso patrimonial desde los más pobres y desde el Estado a los más ricos ha sido ingente.
– Como han dicho reiteradamente, las autoridades griegas no se oponen a pagar las deudas sino a que se cierren las fuentes de ingresos que permiten pagarlas y mantener condiciones de vida digna de su población. Y tampoco se han negado, ni siquiera, a realizar reformas en la línea impuesta por sus acreedores, a pesar de estar en contra de sus deseos y compromisos electorales.
– La única mejora que se ha producido en la economía griega fue tras la reestructuración de la deuda, que es lo que principalmente reclama el gobierno griego. Y diversos informes han mostrado que hay otras vías distintas para generar ingresos que permitan que Grecia salga adelante, a diferencia de lo que viene ocurriendo con las que ha impuesto hasta ahora la Troika (ver mi artículo Grecia y Syriza frente a una Europa en evidencia).
Es indiscutible que la Troika no ha logrado mejorar la economía griega con sus medidas y ni siquiera que los acreedores tengan más oportunidades de cobrar (en realidad, éstos han prestado con tantos intereses que tienen casi seguridad total de cobrar el principal por muy mal que se pongan las cosas).
¿Por qué, entonces, las autoridades europeas se empeñan en cerrar cualquier salida al gobierno griego?
La razón es sencilla: no se trata de huevo sino del fuero. Es decir, lo que persigue la Troika, con la señora Merkel a la cabeza rememorando lo que los aliados hicieron en el siglo pasado a su país, es mantener la primacía de sus políticas y de los intereses que defienden. Lo que buscan es evitar cualquier disidencia porque no pueden permitir que se manifieste ningún tipo de hendidura, por pequeña que sea, por donde entre una nueva manera de poner en marcha el proyecto europeo o de salvar a los pueblos.
Por eso, la única manera de luchar contra la dictadura de la Troika y de las autoridades europeas es con democracia (a la que temen como al diablo) y poner en frente de sus designios la voz nítida e indiscutible de los pueblos. El gobierno griego ha hecho bien convocando el referendum. Ahora, las autoridades europeas deben retratarse: o están con los pueblos o contra ellos.

Más información:

20.6.15

John Holloway: el pensamiento crítico frente a la hidra capitalista

John Holloway (foto: David Ortega)
Publicado en El Diario (20-06-2015)
Pensamiento crítico: pensamiento que busca la esperanza en un mundo donde parece que ya no existe. Pensamiento crítico: pensamiento que abre lo cerrado, que sacude lo fijo. El pensamiento crítico es el intento de entender la tormenta y algo más. Es entender que en el centro de la tormenta hay algo que nos da esperanza.
La tormenta viene, o más bien ya está aquí. Ya está aquí y es muy probable que se vaya intensificando. Tenemos un nombre para esta tormenta que ya está aquí: Ayotzinapa. Ayotzinapa como horror, y también como símbolo de tantos otros horrores. Ayotzinapa como expresión concentrada de la cuarta guerra mundial.
¿De dónde viene la tormenta? No de los políticos –son ejecutores de la tormenta nada más. No del imperialismo, no es producto de los Estados, ni de los Estados más poderosos. La tormenta surge de la forma en la cual la sociedad está organizada. Es expresión de la desesperación, de la fragilidad, de la debilidad de una forma de organización social que ya pasó su fecha de caducidad, es expresión de la crisis del capital.
El capital es de por sí una agresión constante. Es una agresión que nos dice todos los días “tienes que moldear lo que haces de cierta forma, la única actividad que tiene validez en esta sociedad es la actividad que aporta a la expansión de la ganancia del capital”.
La agresión que es el capital tiene una dinámica. Para sobrevivir tiene que subordinar nuestra actividad cada día más intensamente a la lógica de la ganancia: “hoy tienes que trabajar más rápidamente que ayer, hoy tienes que agacharte más que ayer”.
Con eso ya podemos ver la debilidad del capital. Depende de nosotros, de que queramos y podamos aceptar lo que nos impone. Si decimos “perdón, pero hoy voy a cultivar mi milpa”, u “hoy voy a jugar con mis hijos”, u “hoy me voy a dedicar a algo que tenga sentido para mí”, o simplemente “no, nos vamos a agachar”, entonces el capital no puede sacar la ganancia que requiere, la tasa de ganancia cae, el capital está en crisis. En otras palabras, nosotros somos la crisis del capital, nuestra falta de subordinación, nuestra dignidad, nuestra humanidad. Nosotros somos la crisis del capital y orgullosos de serlo, estamos orgullosos de ser la crisis del sistema que nos está matando.
El capital se desespera en esta situación. Busca todos los métodos posibles para imponer la subordinación que requiere: el autoritarismo, la violencia, la reforma laboral, la reforma educativa. También introduce un juego, una ficción: si no podemos sacar la ganancia que requerimos, vamos a fingir que existe, vamos a crear una representación monetaria para un valor que no se ha producido, vamos a expandir la deuda para sobrevivir y tratar de usarla al mismo tiempo para imponer la disciplina que se requiere. Pero esta ficción aumenta la inestabilidad del capital y además no logra imponer la disciplina necesaria. Los peligros para el capital de esta expansión ficticia se vuelven claros con el colapso de 2008, y con eso se hace más evidente que la única salida para el capital es a través del autoritarismo: toda la negociación alrededor de la deuda griega nos dice que no hay posibilidad de un capitalismo más suave, el único camino para el capital es el camino de la austeridad, de la violencia. La tormenta que ya está, la tormenta que viene.
Nosotros somos la crisis del capital, nosotros que decimos ¡No!, nosotros que decimos ¡Ya basta del capitalismo!, nosotros que decimos que es tiempo de dejar de crear el capital, que hay que crear otra forma de vivir.
El capital depende de nosotros, porque si nosotros no creamos ganancia (plusvalor) directa o indirectamente, entonces el capital no puede existir. Nosotros creamos el capital, y si el capital está en crisis, es porque no estamos creando la ganancia necesaria para la existencia del capital, por eso nos están atacando con tanta violencia.
En esta situación, realmente tenemos dos opciones de lucha. Podemos decir: “sí, de acuerdo, vamos a seguir produciendo el capital, promoviendo la acumulación de capital, pero queremos mejores condiciones de vida”. Esta es la opción de los gobiernos y partidos de izquierda: de Syriza, de Podemos, de los gobiernos en Venezuela y Bolivia. El problema es que, aunque sí pueden mejorar las condiciones de vida en algunos aspectos, por la desesperación misma del capital existe muy poca posibilidad de un capitalismo más humano.
La otra posibilidad es decir “Chao, capital, ya vete, vamos a crear otras maneras de vivir, otras maneras de relacionarnos, entre nosotros y también con las formas no humanas de vida, maneras de vivir que no están determinadas por el dinero y la búsqueda de la ganancia, sino por nuestras propias decisiones colectivas”.
Aquí en este seminario estamos en el mero centro de esta segunda opción. Este es el punto de encuentro entre zapatistas y kurdos y miles de movimientos más que rechazamos el capitalismo, tratando de construir algo diferente. Todas y todos estamos diciendo “Ya, capital, ya pasó tu tiempo, ya vete, ya estamos construyendo otra cosa”. Lo expresamos de muchas maneras diferentes: estamos creando grietas en el muro del capital y tratando de promover su confluencia, estamos construyendo lo común, estamos comunizando, somos el movimiento del hacer contra el trabajo, somos el movimiento del valor de uso contra el valor, somos el movimiento de la dignidad contra un mundo basado en la humillación. Estamos creando aquí y ahora un mundo de muchos mundos.
Pero ¿tenemos la fuerza suficiente? ¿Tenemos la fuerza suficiente para decir que no nos interesa la inversión capitalista, que no nos interesa el empleo capitalista? ¿Tenemos la fuerza para rechazar totalmente nuestra dependencia actual del capital para sobrevivir? ¿Tenemos la fuerza para decir un “adiós” final al capital?.
Posiblemente no la tenemos, todavía. Muchos de nosotros que estamos aquí tenemos nuestros sueldos o nuestras becas que vienen de la acumulación del capital o, si no, vamos a regresar la semana próxima a buscar empleo capitalista. Nuestro rechazo al capital es un rechazo esquizofrénico: queremos decirle un adiós tajante y no podemos o nos cuesta mucho trabajo. No existe pureza en esta lucha. La lucha para dejar de crear el capital es también una lucha contra nuestra dependencia del capital. Es decir, es una lucha para emancipar nuestras capacidades creativas, nuestra fuerza para producir, nuestras fuerzas productivas. 
En eso estamos, por eso venimos acá. Es cuestión de organizarnos, claro, pero no de crear una Organización, sino de organizarnos de múltiples maneras para vivir desde ahora los mundos que queremos crear.¿Cómo avanzamos, cómo caminamos? Preguntando, por supuesto, preguntando y abrazándonos y organizándonos.
John Holloway es profesor del posgrado de sociología en el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego”, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Autor de  Cambiar el mundo sin tomar el poder y Agrietar el capitalismo. Este es el texto de la ponencia presentada al Seminario sobre "El Pensamiento Crítico frente a la Hidra Capitalista", organizado por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, San Cristóbal de las Casas, del 3 al 9 de mayo de 2015. 
Saber más:
"Cambiar el Mundo sin Tomar el Poder". John Holloway (bajar libro)
"Reabrir la cuestión Revolucionaria. Lectura del Comité Invisible". John Holloway (bajar libro)
"La Insurrección que viene". John Holloway (bajar libro)
John Holloway (entrevista): "Podemos o Syriza pueden mejorar las cosas, pero el desafío es salir del capitalismo"

15.6.15

ADA COLAU: LA MEVA ALCALDESSA!!!


El passat dissabte, abans d'anar a la meva Lògia, em vaig passar per la Plaça Sant Jaume per assistir a l'acte de presa de possessió de la meva Alcaldessa, la companya Ada Colau.  
Al costat de milers de conciutadans vaig poder assistir a la festa democràtica que es va produir i haig de dir que feia molts anys que no vivia personalment una alegria i un entusiasme popular com la que vaig veure pel resultat d'unes eleccions.
Es digui el que es digui, ens trobem davant un canvi d'era política d'esperança i de canvi social i polític i espero que el nou equip de govern mantingui les expectatives i el clima d'entusiasme i d'esperança en un Canvi Polític Real per part de la Ciutadania d'aquesta ciutat.
Ada, ara ha arribat però l'hora de la política i també l'hora de la gestió.
Són molts els reptes i molts els enemics als que t'hauras d'enfrontar amb el teu nou equip municipal (la fosca i poderosa influència dels poders fàctics d'aquesta ciutat) i serà imprescindible que mantinguis el lligam i el feedback permanent entre els representants electes al Consistori i el Poble de Barcelona.
Les properes cites per consolidar el Canvi i el triomf del Poder Popular són el proper 27 de setembre en les eleccions al Parlament de Catalunya i en les generals de novembre.
Tots plegats hem de ser capaços d'aconseguir l'articulació d'un Front d'Unitat Popular que, més enllà dels personalismes cainites que sempre han malmès l'esquerra política, pugui presentar-se una alternativa d'esquerra democràtica y socialment transformadora al govern de Catalunya i al govern de l'Estat.
Serem capaços?.
A Barcelona i moltes altres ciutats de Catalunya i de l'Estat ho hem aconseguit en aquestes eleccions locals i només de nosaltres depen.
I pel que fa als primers fets de l'acció de govern de l'Alcaldessa Colau, vull destacar el que s'ha produit avui quan l'Alcaldessa ha estat amb part del seu equip de govern impedint 9 desnonaments a la nostra ciutat.
I és que si el govern (sigui local, autonòmic o estatal) no es manté a la mateixa trinxera política que el Poble, no mereix seguir ostentant la seva representació i ha de ser substituit o derrocat perquè automàticament deixa de ser Democràtic.
I un apunt més, Ada: més enllà de les crítiques i les amenaces del Govern dels Vils i dels que els manen des de l'ombra, quan una llei és injusta, és el màxim i imperiós deure democràtic del Poble Sobirà i dels seus representants, oposar-s'hi amb tots els mitjans al seu abast perquè no acabi triomfant l'abjecta i ilegítima Tirania dels privilegiats i s'emporti per davant el seu injust statu-quo… i tota la resta d'arguments en contra, ni que apel·lin a una legalitat del tot injusta, són hosties!!!.
Si històricament no s'hagués produït la resistència contra un ordre polític i social injust, tingueu la certesa que encara hi hauria esclaus, les dones no tindrien dret a vot i els infants treballarien a les mines de sol a sol.
Molt bé Ada per la teva acció de govern d'avui i sobretot... no ens fallis!!!...
Però també vull dir que cap de nosaltres oblidem mai que de tots i totes depen en darrer terme que el Canvi que ha començat en els nostres Ajuntaments esdevingui finalment una Revolució Democràtica al nostre país.
I recordeu, no tingueu cap dubte que estem en guerra, que l'hem de guanyar i que en la batalla final, som MÉS!!!.


11.6.15

FMI: Otra vuelta de tuerca y marchando alegremente hasta el exterminio final del Género Humano


Hoy el Banco de España se une a los genocidas del FMI al reivindicar que nuestro país debería apretarse más el cinturón a fin de  satisfacer las demandas de los poderosos.
Esta caterva de tecnócratas sin alma, que deben tener sus lujosos despachos en los mismísimos crematorios de Auswitch, nos piden que sigamos en la línea de reformas que nos están llevando al Abismo.
En concreto, que se abaraten los despidos, que suba el IVA y que se recorte aún más si cabe el gasto social.
En plena sintonía entre psicópatas, el FMI y el Banco de España nos marcan la senda a seguir para hacer ricos a los más ricos y aún más miserables a los más pobres.
Y yo me pregunto:
¿Abaratar el despido?. Vale, pero… ¿hasta que niveles?. Rebajar un sueldo de 400 euros por 12 horas de trabajo hasta los 200… o hasta los 100?. O mejor aún ¿pagar por trabajar?.
¿Reducir aún más el poder de la negociación colectiva?. Vale, pero como… ¿ilegalizando a los sindicatos?.
¿Aumentar el IVA?. Vale, pero…. ¿Haciendo que Ana Patricia Botín pague por sus putos lujos lo mismo que una familia con todos sus miembros en paro y con sus hijos con desnutrición infantil a fin de garantizar la supremacía del dogma de la consolidación fiscal?.
Y es que claro hay que crecer y hacer que el PIB aumente en términos cuantitativos.
Vale, vale, lo acepto y hasta puedo creerme las previsiones de crecimiento económico del 3% que anuncia a bombo y platillo el Gobierno de los Viles, pero la cuestión es más fácil que todo eso: podemos crecer al 3% o al 5% o hasta el 10% pero hacerlo como lo hace China o la India, por citar dos ejemplos mientras que el reparto de la renta generada por este crecimiento aumente la brecha de la desigualdad ad infinitum.
Y esto lo saben hasta los estudiantes de 1º de Económicas, cojones!!!.
En fin, más de lo mismo y el dogma neoliberal-fascista ganando por goleada.
Y para terminar una humilde pero sincera petición: 
Tecnócratas del FMI y demás adláteres...
¿Por qué no os pegáis de una puta vez un tiro en la cabeza y dejáis en paz a los Seres Humanos?. Tened por seguro que el mundo, sin vosotros, sería un lugar más decente y feliz en el que vivir. Solo es una propuesta pero que me gustaría que la tuvierais muy seriamente en cuenta.